martes, 10 de noviembre de 2009

Amenazas de muerte eran desde la prisión

Por Emilio Martínez Muracciole

Para la Policía de Colonia, Píriz Brum sería el autor de las amenazas de bomba realizadas en los juzgados de Carmelo y Colonia, así como de la amenaza a la jueza Penal de Florida, doctora Julia Staricco. Píriz Brum debía comparecer en Colonia y Carmelo a fines de octubre para declarar por el caso de los crímenes del joven Andrés Trigo, en la capital departamental, y del narcotraficante Mauricio "Lillo" Martínez, en la ciudad de Carmelo.
La información fue confirmada por el jefe de Policía de Colonia, inspector Rubén Perazza, quién señaló que las amenazas de bomba en los juzgados de Carmelo y Colonia, así como la amenaza a la jueza floridense fueron realizadas por Píriz Brum desde el penal de Libertad, donde se encuentra recluido.
CASO DEL NARCO "LILLO" MARTÍNEZ
Recordemos que Alejandro Píriz Brum junto al famoso sicario "Marito" Soria y otros dos cómplices, el 7 de abril de 1999 esperaron a la salida de un bar al narcotraficante Mauricio "Lillo" Martínez con el cometido de ultimarlo.
Cuatro balazos terminaron con la vida del "narco", que fue "mandado" eliminar por una mafia rival, ya que Martínez se había quedado, hacía algunos meses, con el liderazgo del mercado de la droga.
Tras las diligencias policiales y judiciales, las que fueron ­según varias versiones de la época­ "muy confusas", llegó a Carmelo la doctora Staricco como subrogante del juez penal Carlos Colmenero, a quien la Suprema Corte de Justicia (SCJ) destituyó tras comprobar que daba protección a Píriz Brum en el caso del asesinato del narco carmelitano. Staricco procesó a Píriz Brum el 15 de junio de 2004 como presunto autor de ese homicidio.
Luego de esto, la magistrada siguió cumpliendo funciones en los juzgados penales de la citada ciudad coloniense, hasta que hace algunos meses pasó a hacerlo en los estrados del departamento de Florida. En los últimos días del pasado mes de octubre, la jueza Staricco fue amenazada de muerte mediante una llamada telefónica. Desde ese momento se traslada siempre acompañada con custodia policial. La amenaza, que atendió un funcionario del Juzgado, activó una investigación policial que ató más tarde esa acción con las amenazas de bomba en los juzgados de Carmelo y Colonia, lo cual, de hecho, fue confirmado en las últimas horas por las autoridades policiales de Colonia, en la palabra del propio jefe, inspector Perazza.
Staricco había aceptado la custodia policial aunque, en las escuetas declaraciones que ha realizado a los medios, ha dicho que ese tipo de situaciones pueden ser "normales" para los magistrados.
CASO TRIGO
Además, en 2007, Píriz Brum volvió a ser procesado, esta vez por un magistrado de la ciudad de Colonia por el homicidio de Andrés Trigo, un joven de 18 años que fue asesinado por el encargo de su ex novia y la complicidad de un ex policía que permanece sin extraditar desde Argentina. Trigo fue ultimado en la madrugada del 17 de agosto de 1998 cuando terminaba de realizar su trabajo en la barra de una discoteca ubicada en la zona del Real de San Carlos, que está en la capital departamental coloniense. Para volver a declarar sobre estos casos y atendiendo un pedido de la Defensa, Píriz Brum iba a ser trasladado al departamento del Oeste del país, pero tras las amenazas, se suspendieron las actuaciones policiales y judiciales.
Diario LA REPÚBLICA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada